Rehabilitació d'habitatge a Pessonada

 

     
     

Fotos de Stella Rotger

https://www.dezeen.com/2017/01/14/bunyesc-arquitectes-updates-old-spanish-house-with-new-polycarbonate-facade-architecture-residential/

En este proyecto, una antigua casa se convirtió en pasiva gracias, sobre todo, a la intervención llevada a cabo en la fachada sur para alcanzar el confort interior. El estado original era un edificio de muros de piedra sin aislamiento, una fachada sur cerrada y de poca calidad estructural y con ventanas pequeñas y una cubierta nueva pero con un grosor de aislamiento insuficiente. Debido al mal estado de la fachada sur no se pudieron hacer ventanas mucho más grandes que las existentes, por lo que se optó por la instalación de paneles de policarbonato de 8 capas en su exterior, hecho que convirtió la fachada sur en un gran radiador pasivo. El resto de muros y cubierta se aislaron por el interior. Además, se instaló una estufa de biomasa de apoyo para los días nublados. Esta intervención ha dado lugar a los resultados espectaculares que se observan en la gráfica, que habla por sí sola durante dos días soleados. Mientras la temperatura exterior se mueve entre -4ºC y 10ºC, en el interior no desciende de 20ºC en todo el día sin ningún aporte de calor adicional que el sol.
Durante el invierno, ahun que las horas de sol sean pocas, en esta época del año el sol se queda bajo e incide muy perpendicular a la fachada sur. En esta orientación el aislante exterior transparente como es el policarbonato es mejor que un gran grosor de aislante muy eficiente. El policarbonato al ser transparente permite ser activo y no solo evitar que el calor se marche si no aportar calor dentro. Se ve como se comporta la temperatura de la cámara de aire entre el policarbonato y la pared exterior. Enseguida que sale el sol incide casi perpendicular a la fachada y sube la temperatura a su interior hasta sobrepasar los 50ºC. cuando el sol se va, la temperatura baja pero suave ya que el muro existente se a cargado de calor durante el dia y a cediendo energía hacia dentro la casa pero también hacia la cámara de aire que guarda el calor. Por este efecto la cara exterior del muro durante la noche no baja a menos de 20ºC que es casi la temperatura interior. El muro exterior tiene este salto térmico de +50 a +20ºC pero la cara interior del muro de unos 35cm de grosor de piedra amortigua el salto térmico variando entre +28ºC i +32ºC. un autentico muro radiante interior muy confortable y homogéneo. El desfase del pico de calor es de unas 8 horas. La temperatura máxima de radiación del muro interior la consigue alrededor de las 23h. compensando muy bien las perdidas por transmisión del resto de la envolvente, cubierta y otras fachadas. Con este desfase, se consigue una curva de temperatura interior muy plana y con apenas salto térmico dia-noche. Solo una pequeña subida se aprecia por la mañana cuando entra el sol directo por las ventanas vidriadas.
En las imágenes termograficas se aprecia bien el augmento de temperatura del muro sur que es un mur radiante, a diferencia del resto de superficies del interior. Solo las personas y un aparato de música están mas calientes que el muro radiante, que por su gran superficie permite que una temperatura no muy caliente aporte el confort necesario al interior. En verano, como la incidencia de los rayos de sol en la fachada es menor debido a su inclinación más vertical, el policarbonato recibirá también menos radiación. De todas formas se ha diseñado un sistema de protección ligero y desmontable para verano con el objetivo de proteger el policarbonato del sol. Por el momento sin ningún tipo de protección mas que le cambio de orientación del sol cada vez mas alto, la temperatura del aire exterior sube a mas de 30ºC en cambio la temperatura de la cámara de aire del policarbonato en ningún caso supera los 40ºC y el muro interior irradia alrededor de los 25 26ºC . La temperatura del espacio interior de enero a mayo se mantiene entre +19ºC y +25ºC Con los resultados obtenidos, se puede decir que este ejemplo es una solución excelente y asequible para una rehabilitación energética en climas similares y con una orientación a sur. Un aislamiento exterior de U=1.1W/m2K pero activo que capta durante el invierno mucha mas energía de la que deja salir. Bien adaptado al clima instalado del Pirineo sur a 800 metros de altitut.